Event Location: 
Bogota | Colombia
Event Date: 
1-2 Diciembre 2020
Header Background

La transformación renovable de Colombia

La transformación renovable de Colombia
7th July 2019 - 11:15am
SAES spanish

BNamericas conversa con el viceministro de Energía de Colombia, Diego Mesa, sobre los principales desafíos que enfrenta el sector eléctrico local en un momento en que transita hacia las fuentes renovables no convencionales.

Via BNamericas: https://app.bnamericas.com/access/traditionallogin;JSESSIONID=0b92d6a3-8...

 

BNamericas: ¿Cuáles son los principales problemas que enfrenta el sector eléctrico en Colombia conforme el país va adoptando fuentes renovables como la eólica y la solar?

Mesa: Uno de los principales desafíos en este momento es que tenemos una matriz de generación que depende demasiado de la hidroelectricidad. Eso es bueno por un lado, porque tenemos la sexta matriz más limpia del mundo, pero al mismo tiempo nos expone a fenómenos de cambio climático como El Niño. Entonces, una de las cosas que queremos hacer es asegurarnos de que la matriz esté mucho más diversificada y parte de ese objetivo es sumarlefuentes renovables no convencionales, como la eólica y la solar.

Tenemos una serie de objetivos que queremos lograr para complementar la matriz, diversificarla y hacerla más resiliente. También tenemos el reto de asegurarnos de que el sector sea mucho más competitivo con un mejor sistema de formación de precios.

La subasta que intentamos lanzar en febrero y que relanzaremos en el segundo semestre contempla dos objetivos. Uno es asegurarnos de que haya más energías renovables no convencionales en la matriz, pero al mismo tiempo que se implemente un proceso competitivo para contratos de suministro de largo plazo.

BNamericas: ¿Qué salió mal en la primera subasta?

Mesa: Hicimos la subasta a fines de febrero y parte de todo el proceso incluía algunos indicadores de competencia que debían cumplirse. Fueron diseñados por el regulador, CREG, y se referían a concentración, participación y dominio.

Dos de ellos, concentración y dominio, no se cumplieron. Por eso la subasta no tuvo éxito, aunque cuando se ven las propuestas desde el punto de vista de la oferta y la demanda, sí hubo un recorte en la curva y potencialmente habríamos tenido asignación de contratos, pero luego observamos los indicadores y tuvimos que declarar la subasta desierta.

BNamericas: ¿Fue desequilibrio del lado de la oferta o de la demanda?

Mesa: Fue principalmente del lado de la demanda, pero cuando miramos los indicadores, miramos el lado de la oferta. Es un poco difícil de explicar, pero lo que sucedió fue que no tuvimos suficiente participación del lado de la demanda y la participación no fue con los precios que esperábamos.

Por el lado de la oferta, los precios sí eran muy competitivos. Según el proceso, hay un precio máximo que establece el regulador. Todos los precios que entraron en la subasta estuvieron por debajo de él, y eso fue muy alentador

Sin embargo, en el lado de la demanda, los precios no fueron como esperábamos y, cuando hicimos el análisis, nos dimos cuenta de que extrañamente algunas empresas que tienen parte de sus compras de energía expuestas al mercado spot, donde hay precios mucho más altos, no ofrecieron un precio suficientemente competitivo como para asignarles energía en la subasta. Entonces, creo que el fracaso de la subasta se explica en gran parte por la falta de participación del lado de la demanda, de los compradores.

BNamericas: Se dice que los cambios a las bases en la próxima subasta podrían incluir bloqueos horarios y contratos en dólares para atraer a los postores. ¿Es cierto?

Mesa: Después de la subasta pasamos por un proceso de reflexión a fin de entender lo que sucedió y las razones por las que el lado de la demanda no participó como esperábamos. Como lección, creo que el producto que subastamos no era suficientemente atractivo para la demanda.

La razón de esto es que en Colombia la mayoría de los contratos son de naturaleza financiera. Este contrato era de naturaleza más física. Así que concluimos que es necesario migrar hacia el tipo de contrato al que está más acostumbrado el lado de la demanda en Colombia.

Ese es uno de los principales cambios. Pasamos de obligar a las generadoras a comprometerse a suministrar energía en el transcurso de un año a establecer bloques horarios. En este sentido, los contratos pasan a ser de naturaleza financiera y las generadoras deben comprometerse a suministrar una cantidad de energía durante ciertas horas y el día se dividió en tres bloques.

Será muy similar a las subastas que introdujo Chile hace unos cinco años. Creemos que, con ese cambio, la incertidumbre del lado de la demanda sobre la viabilidad de la energía renovable no convencional se reducirá significativamente.

El segundo punto que mencionas es la moneda. En ese frente, nos dimos cuenta de que, si tenemos el producto en dólares estadounidenses o en una combinación de pesos y dólares, eso atraerá mucho más financiamiento externo, lo que hará que el sistema sea mucho más competitivo desde el punto de vista del mercado. Entonces, lo que publicamos el mes pasado, y que está pendiente de consulta, es una resolución que establece los precios del producto en pesos, pero el 60% del precio del producto se indexará al tipo de cambio entre dólar y peso colombiano.

El 40% restante será en pesos colombianos. Hemos discutido esto con bancos internacionales, que creen que es un paso en la dirección correcta. Creemos que las generadoras también están contentas con este sistema híbrido.

BNamericas: ¿Que se asignen intervalos horarios a los contratos abre más oportunidades para las generadoras termoeléctricas a gas, como la energía renovable no se puede producir 24/7?

Mesa: Las plantas a gas natural tienen un papel fundamental en esta transición energética, porque, obviamente, ante la viabilidad de estas fuentes, el gas natural ofrece un respaldo que necesitamos dentro del sistema. Una cosa que estamos explorando es cómo las generadoras con plantas a gas natural pueden ofrecer cobertura a las energías renovables intermitentes.

Creo que hay un espacio para las plantas térmicas a gas natural en el futuro. Pero no en esta subasta, que solo será para renovables, pequeñas centrales hidroeléctricas incluidas.

BNamericas: ¿Cuándo se confirmarán las nuevas bases y cuál es la fecha de la subasta?

Mesa: En la resolución que publicamos para comentarios, indicamos que la subasta se realizará antes del 30 de septiembre de este año. Hemos estado hablando con diferentes agentes del mercado.

Hay una petición que nos han hecho los agentes, que les gustaría tener al menos dos meses desde la publicación de las bases hasta la realización de la subasta. Quieren tener ese plazo para preparar ofertas, para obtener garantías financieras, financiamiento, etc.

Por eso, nuestro objetivo es tener listas todas las bases, incluidas las diferentes resoluciones del ministerio y del regulador, tener listo el contrato modelo, tener convocada la licitación, todo para el 30 de junio.

Entre el 30 de junio y el 30 de septiembre tenemos tres meses, pero obviamente los agentes deberán enviar sus ofertas antes del 30 de septiembre. Estamos pensando en darles entre dos y tres meses para que preparen sus ofertas.